martes, 16 de septiembre de 2008

Con la Web 2.0 Nacen Bandas Virtuales

Si, hoy es tarde, he dormido pocas horas y soy un feeder de Posts ajenos.
Pero repito mi versito del plagio anterior: Vale la pena reproducir todo completo.
Desde este humilde espacio, mi mas sentido agradecimiento a Martina Rua por haberse interesado en el proyecto www.RedPanal.com.

http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0295/articulo.php?art=9776&ed=0295

Un grupo de argentinos sub-33 creó Redpanal.com, una plataforma para la composición colectiva de música. Fue lanzada hace sólo cuatro meses y ya recibe más de 20 mil visitas mensuales. Permite que músicos elaboren sus partes en el instumento que mejor manejan, las suban a Internet y alguien complete la musicalización. Para la inauguración se lanzó un concurso para darle sonidos a una obra cantada por Mariana Baraj. La plataforma es otro producto de la nueva versión de Internet, mucho más colaborativa y con la posibilidad de reunir redes de intereses comunes.

Por Martina Rua

Grupo fundador. “Nos tentaba crear música con artistas de todo el mundo”, aseguró Bruno.

“Hola, soy músico charanguista, si a alguien le interesa un charango que cuente conmigo”, escribió Lautaro. “Hola a todos, canto en portugués, mi cantante predilecta es María Bethânia, y otros grandes del MPB. También puedo cantar boleros. Saludos, Daniela.”

Avisos como estos son comunes porque un guitarrista argentino, un tecladista de Chile, una cantante brasileña y un bajista de Inglaterra pueden ahora formar una banda sin necesidad de viajar, pagar una sala de ensayo o siquiera conocerse personalmente. Sólo necesitan una computadora, conexión a Internet y abrir un usuario en Redpanal.com.

“Es un espacio que ayuda a difundir obras y explorar sonidos, instrumentos y géneros de todo el mundo, en forma libre y participativa, donde todo archivo es modificable, y puede ser usado para canciones nuevas en forma parcial o total”, contó Guido Pera, de 27 años, el técnico en sonido que es uno de los fundadores de la iniciativa. El único requisito que se exige es que sea música sin copyright o derechos de autor ya que todo se comparte con licencia Creative Commons: todos los usuarios son dueños de todas las canciones.

Matías Lennie Bruno, músico y también fundador, explicó cómo surgió la idea. “Nos tentaba la posibilidad de poder crear música con otros artistas del mundo y no existía una plataforma tecnológica que te permitiera subir pistas por separado”. Con el boceto pensado, la dupla completó el equipo con Martín Galnares, para la dirección tecnológica y Matías Neuburger, para el marketing de la iniciativa. Todos sub-33.

Arranque. Luego de un año entero de desarrollo, diseño, y armado del marco legal, que demandó una inversión de $ 10 mil, los emprendedores presentaron el proyecto al Ministerio de Ciencia, donde fueron seleccionados en un programa de Tics, que les otorgó aval institucional y una futura financiación. “Estuvieron abiertos a entender un proyecto muy innovador que no contradice las reglas de derechos de autor, ya que sería imposible compartir pistas si tuvieran un único dueño”, cuenta Neumeyer y agrega que la veta rentable será la comercialización de espacios publicitarios en el sitio.

Además, para inaugurar y darle fuerza a la puesta on line, se lanzó un concurso con la cantante de folclore Mariana Baraj, quien aportó pistas con su voz para ser “completadas” por las navegantes. “Ya hay tantas versiones como usuarios participantes. Algunos eligen un estilo hip hop, otros electrónico, folclore o hasta tango. Baraj está impactada con los resultados”, describe Lenni Bruno.

Hoy, Redpanal.com recibe 20 mil visitas al mes y cuenta con 1.200 usuarios. “El 80% son argentinos y el 98% de habla hispana. El sitio ofrece una página personal por usuario, chat, foros, lugar de pedidos específicos y una aplicación que permite georreferenciar usuarios y archivos. Respecto de los métodos de grabación, que pueden ser tanto profesionales como hogareños.

Alejandro Fábrega, es usuario de la red desde el inicio, vive en Ushuaia y le dedica un día a la semana al proyecto. “Interactúo subiendo pistas de mi autoría o bien tratando de sentir algún nexo con el material que dejó otro y generar algo. No es una comunicación lineal sino que existe un feedback constante entre todos los participantes de la comunidad”, dice el fueguino que toca la guitarra y el bajo.

Expectativas. El “colectivo musical”, como lo llaman sus mentores, espera terminar el año con 10 mil usuarios, atraídos con la traducción de los contenidos al portugués y al inglés que estarán disponibles desde el mes que viene. “En un futuro cercano cuando los anchos de banda acompañen, se podrá pensar hasta en salas de ensayo virtuales. Además hay un camino largo a transitar en acceso simétrico a Internet y evolución de métodos de grabación que moverán un flujo exponencial de visitantes”, augura Neumeyer.

Fábrega cierra: “No hacemos música para ganar dinero. Todos nos apropiamos de todo. He subido las pistas de un bajo y batería y otro usuario puso su voz y quedé sorprendido con los resultados”.

1 comentario:

martu dijo...

de nada . ja

4 meses después veo esto acá

saludos

 
/center>